Chinches de Cama

chinche-de-cama

Las Chinches son casi imperceptibles a la vista por su diminuto tamaño, pero se evidencian los daños en la piel causando urticarias y ronchas color rojizo.

Las chinches de cama producen picaduras que frecuentemente son confundidas con las de otros insectos, lo cual complica detectar el inicio de una infestación incrementando de su actividad nociva.

Pueden alimentarse de sangre de otros animales, aunque es más fácil lo hagan en aproximadamente 12 minutos mientras tomamos una siesta, para luego volver a su refugio.

Las ninfas pueden sobrevivir por meses sin alimento y los adultos por más de un año, por esto debemos identificar su presencia; si hay marcas oscuras (excrementos) en bordes de la cama, alfombras, hendiduras u objetos donde su diminuto tamaño les permita esconderse.

¿Qué es lo que atrae a las chinches?

Las atrae el dióxido de carbono de nuestro aliento y el calor de nuestro cuerpo.

 

¿Qué puede pasarme si me pica una chinche?

En primera instancia molestias por picaduras y reacciones alérgicas diversas. También pueden causar ansiedad y problemas para dormir. Al tratarse de un parásito, se alimenta de sangre humana ocasionando molestias que serán de mayor o menor importancia dependiendo de la sensibilidad de la víctima.

En cuanto al tratamiento de la picadura, se recomienda lavar la zona con agua y jabón y, en caso de un picor e irritación fuertes, aplicar una loción calmante. Si se percibe una reacción alérgica, se recomienda acudir al médico lo antes posible para su tratamiento.

 

“Nuestros Técnicos están a plena disposición para brindarle el mejor servicio de Control de Plagas”. ¡CONTÁCTENOS YA!